Datos personales

Mi foto

Reformas y mantenimiento en toda la comunidad de Madrid, Abañilería, Electricidad, Pintura, Carpintería, Climatización, Fontanería... todos los servicios en uno www.gescon.es

jueves, 15 de diciembre de 2011

Evita el deterioro de las superficies metálicas

Un metal, por más resistente que sea, expuesto a las inclemencias del tiempo sufre cambios en sus propiedades y afecta gravemente su apariencia, sin embargo, esto lo podemos evitar si previamente se recubre con una pintura especial para este fin.


En especial los climas húmedos degradan el metal, afectando su resistencia y durabilidad y haciendo más notorio el óxido que daña el material. Para evitar estos problemas hay que hacer supervisiones periódicas con miras a corregir cualquier daño a tiempo.

También existen diversos productos que sirven de bases protectoras, especialmente formulados para proteger los metales en edificios, ya sean estructuras, cerramientos o incluso muebles, como los esmaltes, pinturas o galvanizados.

Así mismo, en el mercado existen pinturas antioxidantes de todas las marcas y para diferentes tipos de elementos.
Hay que tomar en cuenta, que antes de aplicar cualquier producto, se debe verificar si la superficie es antigua o nueva o si ya ha sido pintado con anterioridad.

Luego de comprobar el estado de la superficie, es recomendable aplicar una o dos capas de pintura o antioxidantes.

Una vez ya tienes preparada la superficie, el acabado final se logra con la utilización de diferentes tipos de pinturas, que dependen de los requerimientos estéticos del proyecto, y que se adhieren perfectamente a la pieza.

Estos esmaltes finales impiden el desarrollo de óxido y constituyen la barrera final contra la humedad y la salinidad del ambiente. Deben resistir los golpes, la incidencia del sol y es importante que no se descascaren, lo que permitiría un contacto entre el metal y el aire o la humedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario