lunes, 5 de diciembre de 2011

En temporadas de otoño-invierno, las llamadas estaciones húmedas, es común que la humedad ataque las paredes, deteriorándolas progresivamente y provocando a su vez una imagen de descuido.

Además, de que si la humedad no se trata a tiempo puede provocar problemas de salud y malos olores.

Es por ello que es conveniente ventilar durante y después de las tareas domésticas. Otra opción sería no colocar los muebles pegados a las paredes, ya que evitan la circulación del aire. Así mismo, no colocar demasiadas plantas en el interior y tampoco tender la ropa dentro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario