lunes, 9 de enero de 2012

Las piscinas vs los meses fríos.

Si bien es cierto que es en la época de verano cuando nos esforzamos por mantener bien cuidadas las piscinas, no menos importante es cuidarlas en las temporadas de meses frío, por tanto, no debemos olvidarnos de ellas.


Asegurarse de que para la próxima temporada esten aptas para su uso, es muy importante, pues facilita su utilización, lo cual a su vez, implica menos costos en reparaciones y limpieza.

Asímismo, no olvidarse de que debido a la escacez de agua es conveniente mantenerla, es decir, conservar el agua de un año a otro, con su adecuado mantenimiento, de este modo se evita estar llenando la piscina todos los veranos.

Ahora bien, ¿cómo logramos un correcto mantenimiento del agua?

En invierno conviene revisar cuidadosamente todos los sistemas de la piscina, como el de depuración, que es un elemento esencial para que el agua goce de buena salud.  Para conseguirlo, los expertos recomiendan echar una cantidad de cloro menor a la habitual y hacer funcionar la depuradora una media de ocho horas a la semana.

También los fabricantes han lanzado al mercado una serie de productos químicos especiales para esta época y que suponen mayor comodidad y sencillez. Y es que si se emplean estos productos basta con echarlos dos veces al año y con que, después de cada aplicación, se ponga la depuradora en funcionamiento para que se mezclen bien con la totalidad del agua.
Otro aspecto importante del mantenimiento es cuidar que la superficie no acumule demasiados desperdicios con el fin de evitar la formación de plactón o algas.
También con el fin de mantener el agua en buenas condiciones durante el invierno sin necesidad de estar limpiando constantemente la superficie, muchas personas optan por la colocación de una cubierta de lona que se encuentra anclada a los bordes de la piscina y que evita que se produzcan accidentes infantiles por caídas al agua en invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario